EL FEEDBACK- ANGEL O DEMONIO

3 marzo, 2015. 0 Comentarios

EL FEEDBACK- ANGEL O DEMONIO

3 marzo, 2015 / 0 Comentarios

Hay diferentes tipos de feedback, que para mi se resumen en dos; de refuerzo y de mejora.

El de refuerzo se debe hacer para ensalzar aquellos comportamientos y/o acciones positivas de las personas. Aquello que queremos que continue haciendo o siendo, ya que lo hace francamente bien. El feedback de mejora, se centra en aquellos puntos en los que la persona falla o tiene campo de mejora. Aunque la mayoría de la gente asocie el feedback, al feedback de mejora, para mi, es tan importante uno como otro. Tenemos que hacer ver a nuestra gente que es muy importante que siga haciendo igual de bien aquello que hace bien. Yo he tenido momentos en que me he comportado de una determinada manera ante un problema serio, ya que alguien de mi equipo me habia dado como feedback de refuerzo que mantenía la calma cuando teniamos algún problema importante, y que eso les daba seguridad a ellos.

Hay varios aspectos que he aprendido a lo largo de mi carrera profesional:

1. Por supuesto, el feedback, se da cara a cara (salvo alguna excepción como el «I Love You«).

2. La cantidad de feedback de refuerzo que demos tiene que ser superior al de mejora (a ser posible, relacion 3-1). Que viene a ser: «No es lo mismo que te den feedback, que, que te den por el feedback».

3. No unir feedback con un «pero», si no con un «y». (Eres muy bueno en esto, y debieras mejorar lo otro).

4. A ser posible, basarlo en comportamientos y hechos concretos. Hay que concretizar para que la otra persona lo entienda, si hablamos de forma abstracta, no entenderá nada. Se irá peor.

5. Cuando se va a dar feedback, hay que prepararse bien antes.

6. Hay que crear las condiciones necesarias para poder dar y recibir feedback. Hay que llegar a un estado de confianza mutua.

7. Nos cuesta mucho dar cualquier tipo de feedback. Nos guste o no entramos en el terreno de lo emocional, y no estamos preparados.

8. Hay que tomarselo con buen humor, no enfadarse. Si no somos capaces de aceptar nuestros errores, jamas podremos mejorar. Si no aceptamos honestamente el feedback, las siguientes veces, no será sincero.

9. La mayoria de la especie humana es negativa. Cuando le pides a alguien opiniar sobre otra persona, automaticamente piensa en lo malo. Esto es curioso, nos es lo mismo cuando lo hacemos sobre nosotros mismos. Si preguntas a alguien ¿en qué eres malo?, le cuesta mucho responder. Normalmente te dice cosas neutras (soy perfeccionista, me gusta el orden, soy extremadamente puntual…). Ahora bien, como preguntes a esa misma persona, ¿en qué son malos tus compañeros?  prepara el boli…

ESCRIBE UN COMENTARIO: