LO IMPORTANTE NO SON LAS PERSONAS

13 julio, 2021. 4 Comentarios
LO IMPORTANTE NO SON LAS PERSONAS

LO IMPORTANTE NO SON LAS PERSONAS

13 julio, 2021 / 4 Comentarios

Oímos constantemente eso de que el principal activo de una organización son las personas. Pues no, no son las personas. Son el conocimiento y la actitud de esas personas. Porque si una persona no sabe hacer nada y tampoco le pone ganas, de activo valioso tiene muy poco.

Hace muchos años necesitábamos contratar a un director de producción. Hicimos el proceso con una consultoría de selección y nosotros entrevistamos a cinco candidatos. Me acuerdo de una persona que tenía un curriculum impecable, pero que no manifestaba ningún interés por incorporarse a nuestra empresa. Su experiencia hizo que nos juntáramos con él para entrevistarle, pero su actitud nos animó para no llamarle para la siguiente ronda.

ESCRIBE UN COMENTARIO:

COMENTARIOS (4)

  • Eva dice:

    Kaixo Jon:
    Y le preguntasteis por la razón de su actitud? Indagasteis?
    A veces, nos quedamos con la punta del iceberg y no miramos más allá. Nos pasa a todos, a mi, la primera. Y como consecuencia, no calibramos bien o tomamos decisiones, con una pequeña parte de la información

    • Jon Angulo dice:

      Hola Eva,
      Bastante tenemos con el trabajo que realizamos con nuestra gente dentro, como para empezar a trabaja con gente que ni siquiera hemos contratado. Un cambio de trabajo siempre se hace con mucha ilusión. Lo nuevo, las expectativas, la posibilidad de aprender y de conocer gente y entornos diferentes… Si en la entrevista no ves ilusión, bajo mi punto de vista, no hay que profundizar. Buendía!

      • Jon dice:

        Entiendo lo que expones, Jon, pero no cómo lo haces, confundiendo «persona-CV» con persona-profesional. Por supuesto que si un cualificado profesional no vende su cualificación en una entrevista con una actitud ad-hoc «pierde valor» en esa oportunidad concreta, en la que se muestre así. Y quizás la empresa pierde otra oportunidad por no esforzarse un poco más en descubrir el desfase entre lo que dicen los papeles (C.V.) y lo que muestra la persona, que quizás es por algo circunstancial. ¿Loose-loose en lugar de win-win? O lo que mi abuela diría: «El uno por el otro…» Perdón, «olvidaba» que sobran barrender@s. 😉

  • Jon dice:

    Por cierto, no había visionado las imágenes. Y también en ellas se puede valorar muy de otra manera el ejemplo. porque… ¿qué actitud es la que importa? ¿La del perro del hortelano o la del que pasa de pelearse con una mosca co..nera? ¿La del que por narices tiene que salirse con la suya o la del que pasa de aplastarle al provocador? ¿Qué ganaba el chivo en esas imágenes? ¿Ego? ¿Acaso se retiró humillado el bovino, o será que le perdonó la vida al toca…? ¿Sería mejor que hubiera demostrado «su talento» el grande? ¿Necesitamos que alguien nos aclare quién ganó en esa partida? Porque vivir en paz también tiene un gran valor, aunque para ello haya que pasar de ciertos «enanos», midamos físicos u otras dimensiones.