YO CONSULTO, TU CONSULTAS, EL CONSULTA…EL CONSULTOR

11 octubre, 2016. 0 Comentarios

YO CONSULTO, TU CONSULTAS, EL CONSULTA…EL CONSULTOR

11 octubre, 2016 / 0 Comentarios

Tengo muchos amigos y conocidos consultores, casi todos muy buenos.

En mi opinión la consultoría es necesaria. Apoyarte en alguien que es experto en algo en lo que tú no lo eres. Además de esto, el consultor nos tracciona, nos ayuda a marcar un plan de acción y poner fechas, y nos presiona en cada sesión con el avance. Sin esta figura, posiblemente iríamos mucho más despacio, o sencillamente no iríamos.

El apoyo del consultor debe nacer porque la empresa tiene una necesidad clara detectada. Debemos de contratar al mejor posible en el tema, y evitar al consultor que le pega a todo. El que le pega a todo no le pega a nada, o al menos bien. Una vez finalizado el proyecto, se le da la mano al consultor, o dos besos, o dos besos y la mano, o la mano y dos besos, me da igual, pero no se queda. El consultor vino a ayudarnos a resolver una necesidad, no puede ser que hacia el final del proyecto, nazcan otras, en muchas ocasiones detectadas por el propio consultor.

Como decía Warren Buffett, «Pregúntale a un asesor si hay algún problema y lo encontrará, aunque no lo haya».

En mis inicios profesionales empecé en calidad. En mis dos primeras empresas me pasó lo mismo. Había un consultor que llevaba años en la empresa como apoyo en calidad. Normalmente venían una o dos veces por semana, y siempre era lo mismo; ¿Qué tal? ¿Cómo va todo? ¿Alguna no conformidad?¿Qué hacemos hoy?¿Te puedo ayudar en algo?. En otras ocasiones, todavía era peor; «he pensado que quizás podríamos abordar un proyecto de…»

Contribuí a que tanto uno como otro no continuarán en la empresa. No hacían falta, y costaban mucho dinero. El consultor solo se justifica si añade valor. Tiene que ser capaz de dominar la teoría y saber hacérnosla llevar a la práctica a las personas que le hemos contratado. Hasta que no llevamos esa teoría a la práctica no se genera valor.

Y sigue Warren Buffet, «la gente que cobra por solucionar problemas siempre los encontrará porque allí donde no los hay, nada hay que arreglar».

ESCRIBE UN COMENTARIO: