EL COCINERO

25 enero, 2014. 0 Comentarios

EL COCINERO

25 enero, 2014 / 0 Comentarios

El cambio de modelo que se ha dado en los últimos años en el mercado ha hecho mucho daño a muchas empresas y personas, pero a la vez ha traído muchas cosas buenas para la mayoría de empresas que continúan en el mercado. Sinceramente, creo que ha cohesionado mucho más a las personas con la empresa. Reconozco que en muchos casos puede ser por miedo a perder el trabajo, pero en otros, que no son pocos, ha reforzado el vínculo, haciendo que determinadas personas en la organización asuman más responsabilidad, y no exclusivamente es su ámbito (departamento), sino de forma general en la empresa. Es decir, emerge un liderazgo convencido de que su papel en la empresa es más que centrarse solo en su departamento, y consideran la aportación a la totalidad de la organización.

Es el caso del cocinero. Antes un cocinero era un cocinero, y solo se dedicaba a cocinar. Hoy no. Un cocinero tiene que saber atraer, comunicar, salir en el periódico, en la tele, conectar con el cliente, coordinar un equipo, ilusionar, motivar… y saber cocinar muy bien.

Hemos pasado de necesitar técnicos a necesitar showmans. Antes solo era la cocina, ahora, es la cocina, el restaurante y muchas cosas más. En las empresas es igual. Necesitamos gente que al igual que el cocinero, atraigan, comuniquen, salgan en el periódico, en la tele, conecten con el cliente, coordinen un equipo, ilusionen, motiven…y que además sean los mejores en lo suyo.

Necesitamos y cada vez más, «animadores del proyecto empresa» o «cocineros del proyecto empresa»

ESCRIBE UN COMENTARIO: