THE DREAM GAP

8 marzo, 2019. 0 Comentarios
THE DREAM GAP

THE DREAM GAP

8 marzo, 2019 / 0 Comentarios

La profesionalidad no tiene nada que ver con el género. Prácticamente, para la totalidad de las profesiones que existen hoy. Es una cuestión de personas. Se es buen o mal profesional independientemente de si se es hombre o mujer. Tenemos mujeres en Hidro Rubber difícilmente sustituibles, ni por otras mujeres ni por otros hombres, simplemente porque son personas y profesionales excepcionales.

Paradójicamente, nuestros jefes de turno llevan ya un cierto tiempo pidiendo que las personas que incorporamos como operario de producción sean mujeres. Conceptualmente, siempre hemos identificado el trabajo de operario como un trabajo de esfuerzo, y por ello, lo hemos catalogado, en la mayoría de las empresas, como masculino. Hoy, entre personas fijas y temporales, el 22% de nuestros operarios son mujeres.

No concuerdo con que el problema sea semántico, y que haya gente enfurecida con el lenguaje exclusivo, es una consecuencia y herencia de una sociedad de carácter machista, pero no es la causa raíz. Decir operarias en lugar de operarios cuando me refiero a un colectivo concreto, o tener que poner la @ (operari@s) no es, en mi opinión, el principal problema. El problema es mucho más profundo, y solucionando la causa raíz, se solucionaría posteriormente el semántico. Es un problema de fondo, no sólo de forma, y de poco sirve centrarse en las formas sin dedicar el esfuerzo suficiente al fondo. Se trata de cambiar la sociedad. De generar condiciones de igualdad. De dar a todas las personas de cualquier género las mismas oportunidades y condiciones. Una sociedad cambia con el ejemplo. Con el ejemplo que dan los mayores a los pequeños centrado en los valores. Para cambiar una sociedad, debemos cambiar cada uno de los miembros que la integramos, tarea harto difícil. Debemos empezar los cambios por las nuevas generaciones.

Muchas veces me encuentro en reuniones con más directivos, y en ellas, hay muy pocas mujeres, en ocasiones, ninguna. La sociedad debe adaptarse para que tener una familia no sea una barrera para la carrera profesional de ninguna mujer.
Porque, ¿Quién dice que las mujeres no sean fuertes y valientes?

ESCRIBE UN COMENTARIO:

CATEGORÍAS BLOG

SUSCRÍBETE A MI BLOG